Utilizamos cookies y no lo escondemos
www.clinicacasas.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y ofrecer contenidos adaptados a tus intereses. Si sigues navegando consideramos que aceptas su uso.
Por favor, revisa nuestra Política de Cookies para comprobar que estás de acuerdo con ella.
ACEPTO
Cerrar

Clínica Casas

Cirugía, dermatología y Láser

C/ Villabenavente, 11-1ºD León (España)
987 25 33 63 / 987 21 58 78

Blog

Inicio¿Sinusitis de repetición?

¿Sinusitis de repetición?

Sigue nuestros consejos para ponerle remedio


La sinusitis es una inflamación de los senos paranasales, unos espacios llenos de aire situados en el cráneo que se localizan detrás de la frente, los huesos de la nariz, las mejillas y los ojos. Esta patología puede presentarse de forma aguda o crónica.
Dentro de las sinusitis agudas, un 10% de los casos se debe a una infección de las piezas dentarias próximas a uno de los senos. En el otro 90% de los casos, la inflamación aguda de los senos paranasales se debe a infecciones catarrales, siendo entonces una complicación que se acompaña de dolor y mucosidad verdosa.
La sinusitis crónicas están relacionadas con pequeñas malformaciones en la fosa nasal que impiden que exista un buen drenaje de los senos o bien con la existencia de pólipos nasales.
Las infecciones repetidas de las vegetaciones adenoideas pueden causar también sinusitis en la infancia.
Aquí os explicamos los tratamientos necesarios en una sinusitis:
   1. Sprays nasales: se emplean sprays con corticoides y cuando existe un componente alérgico también antihistamínicos. Los sprays de vasoconstrictores también son útiles, siempre y cuando se utilicen de forma puntual y no más de 7 días, ya que pueden producir un efecto rebote que provoque más obstrucción nasal, dando lugar a graves efectos como la rinitis medicamentosa.
   2. Lavados nasales: el uso de lavados nasales con suero fisiológico y agua de mar puede ayudar a arrastrar las secreciones bloqueadas en los senos.
   3. Vahos: favorecen la hidratación de las secreciones y su eliminación, y ayuda a una curación más rápida.
   4. Humidificadores: el vapor de agua contribuye a la hidratación de las vías aéreas. Los sistemas de climatización y calefacción tienden a secar los ambientes. La presencia de un humidificador o de recipientes con agua en la habitación en la que dormimos, ayuda a contrarrestar este efecto.
   5. Hidratación: si una buena humedad ambiental externa puede favorecer que las secreciones drenen, de igual forma sucede con la humedad interna del organismo. Cuando padecemos una sinusitis es muy importante beber mucho agua.
   6. Uso de antibióticos: si empleando los remedios previos, a los cuatro o cinco días comienzan a remitir los síntomas no es necesario el uso de antibióticos. Sin embargo, si tras 6 o 7 días la sinusitis empeora, puede deberse a que el cuadro vírico inicial se ha transformado en una sobreinfección bacteriana. Entonces se hace necesario el uso de antibióticos para combatir la infección.
   7. Pruebas clínicas: la sintomatología clínica y una exploración nasal completa por el otorrinolaringólogo, permite tener el diagnóstico de sinusitis. Si a pesar del tratamiento los síntomas no mejoran, se deben realizar pruebas radiológicas más específicas.

Si sufres de obstrucción nasal o cuadros repetidos de sinusitis, consulta la sección de obstrucción nasal de nuestra web.