Utilizamos cookies y no lo escondemos
www.clinicacasas.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y ofrecer contenidos adaptados a tus intereses. Si sigues navegando consideramos que aceptas su uso.
Por favor, revisa nuestra Política de Cookies para comprobar que estás de acuerdo con ella.
ACEPTO
Cerrar

Clínica Casas

Cirugía, dermatología y Láser

C/ Villabenavente, 11-1ºD León (España)
987 25 33 63 / 987 21 58 78

Cáncer de piel

Cáncer de piel

En los últimos años se ha producido un gran aumento en el número de casos de melanoma y otros cánceres de piel (principalmente el carcinoma o epitelioma basocelular). De hecho una de cada cuatro personas sufrirá cáncer de piel a lo largo de su vida. Por ello, todos deberíamos al menos una vez al año, controlar nuestros lunares y manchas cutáneas, especialmente en estos tiempos dónde todos hemos abusado desde pequeños de la exposición solar. Además, es bien conocido, que la exposición solar es acumulativa desde la primera infancia.

En concreto, el melanoma es el más preocupante porque se trata del cáncer de piel de peor pronóstico. En los últimos años se ha producido un gran aumento en el número de casos de melanoma. De hecho, el melanoma es el segundo cáncer en frecuencia entre los 30 y 49 años.

Hoy en día el mejor tratamiento de estas lesiones sigue siendo la detección precoz para poder realizar una extirpación quirúrgica cuando el tumor todavía no ha invadido las capas profundas de la piel. En nuestra clínica contamos con la Dra. Teresa Alonso, especialista en el diagnóstico precoz y tratamiento del cáncer de piel. El dermatoscopio nos permite un estudio de los lunares dudosos así como su seguimiento a largo plazo.

La detección temprana y el tratamiento precoz son fundamentales, sobre todo en el caso del melanoma, ya que en fase iniciales se consiguen tasas de curación del 90%.

Pacientes que deben solicitar consulta con el dermatólogo:

  • Pacientes con antecedentes personales o familiares de melanoma.
  • Pacientes con lunares displásicos o atípicos
  • Pacientes con múltiples lunares.
  • Pacientes con fototipo I y II: piel clara que se queman con facilidad.
  • Pacientes con lunares congénitos de gran tamaño.

Medidas de prevención  de melanoma:

  • Proteccion solar adecuada evitando en lo posible las quemaduras solares (ponerse rojo).
  • Revisión de los lunares, ya que hay melanomas que surgen a partir de lunares. Diagnosticar lunares displásicos y extirparlos puede prevenir el desarrollo de melanoma.
  • Autovigilancia por parte del paciente: regla ABCDE:  Asimetría, Borde irregular, Color irregular y Diámetro mayor de 5 mm, Evolución (cambios del lunar en el tiempo). Debería solicitarse consulta con el dermatólogo ante la aparición de cualquiera de estos signos.
  • Control dermatológico mediante dermatoscopia manual y controles fotográficos.
  • Control dermatológico con dermatoscopia digital: indicada en pacientes con un número importante de lunares sobre todo si algunos son displásicos.